jueves, 14 de julio de 2011

La Política

Seis meses más tarde estamos cenando en la Quinta de Olivos. Está Pepe Nun y hay algunos otros. Alberto Fernández trae un gran mapa de la Provincia de Buenos Aires, desplaza lo que hay sobre la mesa, lo que estorba, y ahí lo pone. Lo que siguió fue una exhibición de las asperezas de la política. Néstor pone un dedo sobre un punto del mapa.
-¿A quién tenemos aquí?- pregunta.
-Le pegaste- dice Alberto-. Porque ahí, justo ahí,  no tenemos a nadie.
-¿Ni uno nuestro?
-Ni uno.
-La puta madre. Qué macana. ¿Y quiénes están?
Alberto le larga cuatro o cinco nombres. Después le dice de qué partidos son. Estoy erizado. Asisto a una gran clase de política. Néstor pregunta:
-¿Quién está más cerca de nosotros?
-Ninguno, son todos una mierda –dice Alberto-. Lo único que te puedo decir es quién es el más barato.
Néstor lanza una risita triste y se muerde el labio inferior. A través de la mesa, me clava la mirada:
-¿Escuchaste esto?
-Sí.
-¿Y? ¿Qué me decís? ¿Es fácil la política, no? ¿A quién pongo?
-Poné al más barato.
-¿Por qué?
- Porque es el más barato. Te va a quedar guita para comprar otro mejor si aparece.
-Creo que no escuchaste de quién es el más barato. ¿De quién es, Alberto?
Alberto sonríe. Dice:
-De Patti.
-Suponía algo así. –Lo miro a Alberto: -Cuando dijiste son todos una mierda pensé en que alguno sería de Patti.
-¿Qué hacemos, profesor? –dice Alberto, aunque sin gastarme. Tomo coraje.
-Hay dos cosas para hacer. O sea, más de una. No está mal, creo. Primero, no poner a nadie.
-¿Y qué le digo a la gente del PJ?- Dice Néstor-. ¿Qué regalé una localidad solo porque me gusta la gente limpia?
-Entonces poné al que menos costo político tenga. ¿Todos te desprestigian igual? Supongamos: ¿cuál le va a venir mejor a la derecha? Algo está claro: de todos La Nación va a decir «Kirchner puso a un intendente con pasado cuestionable en tal localidad». ¿De quién lo va a poder decir menos?
Alberto, firme, dice:
-De ninguno. Te lo dije: son todos la misma mierda.
-Entonces poné al de Patti. Y que digan lo que se les cante. Debe ser el más corrupto. A los dos días es tuyo.
-Miralo al intelectual –sonríe Néstor-. Mirá qué rápido aprende política.
-¿Esto es política?
-Esto. ¿Cómo se lo explico a los progres?
Nos quedamos en silencio. Mirándonos. En el medio, entre los dos, ocupando el centro de la mesa, el mapa de la Provincia de Buenos Aires.
-¿Eso y no otra cosa? –pregunto.
-Eso y no otra cosa –insiste Néstor-. No hacerle asco a nada.


Extraído del libro “El Flaco”, de Jose Pablo Feinmann.

2 comentarios:

  1. Parece la misma conversación que tuvieron los que le dijeron a Duhalde en el 2002 que ponga a Kirchner de presidente.
    Piénsenlo.

    ResponderEliminar
  2. Pensándolo... es la misma conversación que tuvieron los que decidieron ponerlo a Duhalde de presidente. Las diferencias no creo necesario explicarlas.

    ResponderEliminar