martes, 4 de octubre de 2011

La crisis financiera de Estados Unidos (Parte III)

Capítulo I: Los antecedentes históricos (ver acá).

Capítulo II: El comienzo del fin (ver acá).

Capítulo III: La crisis
La primera pregunta que se le cruza a uno por la cabeza es: ¿se podría haber prevenido? Y la respuesta es inequívoca: sí.
Ya en 2004 el FBI había realizado varios informes sobre numerosos episodios fraudulentos relacionados con el mercado hipotecario. En 2005, Raghuran Rajan (economista jefe del FMI) publicó un trabajo advirtiendo sobre el peligro de esta burbuja ("Has Financial Development Made the World Riskier?"). En 2006 fue el turno de Nouriel Roubini, a través de otro trabajo de investigación ("Why Central Banks Should Burst Bubbles"). Y en 2007 Allan Sloans publicó varios artículos en la revista Fortune y en el Washington Post advirtiendo lo mismo.
La FED, comandada por Ben Bernanke, parecía no darse cuenta de la gravedad del asunto y prefirió hacer oídos sordos a todas estas denuncias. La crisis no tardaría en llegar.
Veamos cómo se fueron dando los acontecimientos principales:

  • A principios de 2008 comienzan a derrumbarse los pagos de los préstamos hipotecarios y esto deja a las bancas de inversión con CDO’s y propiedades sin poder vender.
  • En marzo de 2008 Bear Stearns no puede hacer frente a sus pagos y es adquirida por JP Morgan Chase (a 2 dólares la acción). Hay que aclarar que Bear Stearns estaba calificada como A2 (muy buena) dos días antes de ir a la quiebra.
  • El 31 de agosto Fred Mishkin (director de la FED) renuncia al cargo. Su “motivo” fue que tenía que revisar uno de sus manuales de economía que estaba próximo a ser publicado(?).
  • En septiembre, Henry Paulson anuncia el rescate de Fannie Mae y Freedie Mac, dos gigantes prestamistas que estaban al borde de la quiebra (ambas con calificación AAA hasta último momento).
  • Unos días después Lehman Brothers se declara en bancarrota y Merryl Linch, que estaba también al borde de la quiebra,  es adquirida por Bank of America.
  • En esa misma semana se conoce que AIG le debía 13.000 millones de dólares a los tenedores de CDS y no tenía dinero para costear esos pagos. El gobierno entonces debe salir al rescate de la empresa para evitar el colapso del sistema;  para eso Bernanke y Paulson presionan al congreso para que apruebe la medida que representaba un desembolso de 700.000 millones de dólares. El congreso lo termina avalando.
  • Al día siguiente se les paga a los tenedores de CDS 61.000 millones de dólares. Goldman Sach solamente (que era uno de los principales poseedores de estos seguros), recibe 14.000 de esos 61.000 millones de dólares.
  • Por otro lado, Paulson, Bernanke y Tim Geithner (presidente de la reserva federal de Nueva York) obligan a AIG a pagar 100 centavos por dólar la acción (con la plata del Estado) en vez de tratar de negociar un precio menor.
  • Y eso no es todo: Paulson además obliga a AIG a renunciar a su derecho de demandar a Goldman Sachs (y al resto de los tenedores de CDS) por fraude.


Parecería que Goldman Sachs salió demasiado bien parada del problema a pesar de haber sido uno de los principales culpables de la crisis. No solo se le pagó (y muy bien) cada centavo de sus CDS sino que además no podía ser demandada por fraude. Esto no debería sorprender si nos fijamos cuál era el puesto anterior del secretario del tesoro de Estados Unidos, Henry Paulson: ¡CEO de Goldman Sachs!

Increíble pero cierto…


¿Y ahora cómo sigue esto? Peor...
Una de las piezas principales del discurso de Obama antes de ser presidente fue sobre cómo salir de la crisis. Según él, la causa principal fue la avaricia de Wall Street y las fallas en la regulación del sector. Ya una vez en el poder, dijo que era necesaria una fuerte reforma del sector financiero.
Sin embargo, cuando finalmente la implementó en 2010 ésta terminó siendo bastante débil, dejando sin afectar, por ejemplo sectores críticos como el rol de las calificadoras.
Parece bastante desconcertante que luego de una crisis de semejante magnitud y en donde la desregulación del sector financiero haya tenido gran parte de la culpa, Obama no haya hecho grandes cambios aquí. Sin embargo, puede encontrarse la respuesta en algunos nombres que eligió para formar parte de su gabinete:
  • Tim Geithner fue elegido como secretario del tesoro (como vimos venía de ser el presidente de la reserva de Nueva York durante la crisis y uno de los principales arquitectos del rescate a AIG).
  • En su reemplazo como presidente de la reserva de Nueva York, se nombró a William C. Dudley, ex jefe de economistas de Goldman Sachs.
  • A su vez, el jefe de gabinete de Tim Geithner es Mark Patterson, ex empleado de Goldman Sachs.
  • Como jefe de la Comisión de Compraventa de Futuros Obama nombró a Gary Gensler, un ex ejecutivo de Goldman Sachs que también participó en la prohibición de la regulación de derivados.
  • A cargo de la SEC nombró a Mary Schapiro, ex CEO de FINRA (el organismo de autoregulación de las bancas de inversión).
  • Además Obama nombró como su jefe de gabinete a Rahm Emanuel, un ex directivo de Freddie Mac.
  • Tanto Martin Feldstein (ex miembro del directorio de AIG) como Laura Tyson (ex miembro del directorio de Morgan Stanley), son parte del consejo asesor para la recuperación económica.
  • Como presidente de la FED, Obama decidió mantener a Bernanke.
  • Y por último, el jefe del Consejo Económico Nacional de Estados Unidos es, nada más y nada menos que… ¡Larry Summers!
Como vemos, entre los asesores y cargos más importantes del gobierno de Obama se encuentran los mismos que defendieron la desregulación del mercado y que fueron los principales culpables de la crisis.
Nuevamente increíble, pero cierto…

No hay comentarios:

Publicar un comentario