miércoles, 19 de octubre de 2011

La crisis financiera de Estados Unidos (Parte IV)

Capítulo I: Los antecedentes históricos (ver acá)

Capítulo II: El comienzo del fin (ver acá)

Capítulo III: La crisis (ver acá)

Capítulo IV: ¿Quién tiene la culpa?

Finalmente llegamos al último capítulo de la serie de posts sobre la crisis financiera de Estados Unidos.
Como vimos, los principales culpables fueron las grandes empresas del sector financiero pero principalmente el Estado. No solo fue el que avaló la completa desregulación del sector sino que luego no supo (o no quiso) darse cuenta del problema a tiempo; y finalmente cuando la crisis estalló, no tomó medidas ejemplares.
Sin embargo, hay que destacar otro gran culpable de esta crisis que a primera vista no resulta fácil reconocer: la academia.
Desde los ’80 muchos prestigiosos economistas fueron grandes defensores de la desregulación financiera (apelando al ya-tan-conocido fundamento de que los mercados por sí solos se autoregulan en forma eficiente) e influyeron fuertemente en las políticas del gobierno. Esto fue clave ya que aportaron desde la teoría un sustento a este tipo de políticas económicas.
Si estos economistas hicieran esta tarea porque realmente creen que estas políticas son las mejores para el país, no habría problema. Ahora si lo hacen solamente porque les pagan para realizar esto entonces claramente estamos en presencia de un conflicto (serio) de intereses. Y peor todavía si estos economistas ocupan altos cargos en las principales universidades de EEUU. Veamos un par de ejemplos:
  • Martin Feldstein es una eminencia a nivel mundial (ganador, por ejemplo, de la medalla John Bates Clark). Fue el presidente del Consejo de Asesores Económicos durante la presidencia de Reagan y uno de los arquitectos de la desregulación financiera. Desde 1988 hasta 2009 fue uno de los miembros del directorio de AIG. Actualmente es profesor de macroeconomía en Harvard.
  • Glen Hubbard fue también presidente del Consejo de Asesores Económicos pero durante la presidencia de Bush hijo. Fue además miembro del directorio de Capmark, una importante financiera que creció durante la burbuja y finalmente terminó quebrando en 2009. Actualmente gana 250.000 dólares al año como directivo de Metlife, una empresa de seguros. Es además el decano de la universidad de Columbia.
  • Laura Tyson fue también presidenta del Consejo de Asesores Económicos durante la presidencia de Clinton. Una vez finalizado su mandato, rápidamente pasó a formar parte del directorio de Morgan Stanley donde gana 350.000 dólares al año. Es además profesora de economía en Berkeley.
  • Ruth Simmons es miembro del directorio de Goldman Sachs y gana más de 300.000 dólares al año. Es además la presidenta de la Universidad de Brown.
  • Larry Summers (ganador también de la medalla John Bates Clark), hizo millones asesorando a empresas financieras y dando conferencias, muchas de estas siendo contratado por las mismas bancas de inversión. Según su declaración jurada, su patrimonio neto está entre los 16,5 y 31 millones de dólares. Al mismo tiempo (2001-2006) fue el presidente de Harvard.
  • Frederic Mishkin luego de renunciar como directo de la FED volvió a dar clases a la universidad de Columbia.

Perlita: Acá dejo la nota que escribió Mishkin en el blog del Financial Times explicando su participación en la película y acá la réplica del director de la misma, Charles Ferguson.

No hay comentarios:

Publicar un comentario