miércoles, 14 de diciembre de 2011

¡Que viva el pan y circo!

En estos días se puede escuchar a mucha gente despotricando contra el gobierno por el tema de los feriados. Primero fue el enterarse que para el 2012 habrá un día no laborable cada 3 días (pero claro, después uno lee la nota y se entera que en la cuenta meten a todos los fines de semana). Luego vino el anuncio de ayer, donde se estableció que la administración pública tendrá varios asuetos por las fiestas. Y entonces se los escucha decir que acá no labura nadie, que se fomenta la vagancia, que es todo pan y circo, etc. etc.etc.
Por otro lado, también se puede escuchar a muchos trabajadores festejando estos anuncios. Y claro, si van a poder irse a la esquina a tomar cerveza hasta emborracharse. Ah, ¿no? ¿En realidad festejan porque van a trabajar durante el feriado? ¿Pero cómo? ¿Y entonces?  ¿En qué quedamos?
La realidad es que muchos están alegres porque van a descansar, pero hay muchos otros que festejan porque van a trabajar durante esos días, ya que la paga es doble por ser feriado. Y además están los comerciantes y los que viven del turismo, que también están festejando. 
Entonces lo que tenemos son sectores que trabajan más, otros que trabajan menos y otros que directamente no trabajan. El nivel de actividad baja, desde ya, pero eso no significa que se paraliza el país.
Hay algunos economistas que parecen no entender esto, o que inventan razones para decir lo que la gente quiere escuchar, como por ejemplo Cachanosky. En una nota publicada el día de hoy, afirma que "la cantidad de feriados que viene dando el gobierno, además de acercarse al pan y circo, e incentivar la cultura de la vagancia, no crea más riqueza" e inmediatamente después aclara "en todo caso, con estos feriados, trabajan más los restaurantes, hoteles y comercios de los lugares de turismo, pero el comerciante que tiene un negocio en la ciudad vende menos, igual tiene que pagar el sueldo de sus empleados, el alquiler y demás gastos fijos".
Pregunto yo, por ejemplo, ¿no sabe que la gente en Navidad compra regalos? ¿Y que si tenés un feriado vendés más y no menos?
Si quedaban dudas del nivel intelectual de Cachanosky, lo termina de mostrar en sus últimas afirmaciones de la nota:
Pregunta, ¿quiénes se van los fines de semana largo? Fundamentalmente los jóvenes que trabajan porque como saben que no pueden ahorrar para comprar un departamento porque no hay créditos hipotecarios y jamás llegarán a juntar la plata para adquirir un dos ambientes, entonces, se gastan todo ayudando al auge de consumo del que tanto se vanagloria el Gobierno, cuando en realidad lo que tenemos no es un consumo sostenible, sino una explosión de consumo por desesperanza porque no vale la pena ahorrar. No hay futuro para esos jóvenes, por lo tanto, lo mejor es aturdirse con el presente en la fiesta de consumo.
Claro, otra lectura posible es pensar en aquél dicho que afirma: si hay miseria que no se note. En una economía que empieza a enfriarse, con suspensiones de turnos, menos horas extras y menor demanda laboral, estos feriados vienen como anillo al dedo. Detrás de estos feriados que hace pensar que en la Argentina todo el año es carnaval, declaremos asueto para que no se note que cada vez hay menos trabajo porque la economía ya no crece a tasas chinas. La santa soja y Brasil ya no empujan como antes. 
Un genio Cachanosky. Y La Nación, por publicarlo. 

2 comentarios:

  1. Posta es Cachanosky? Porque la verdad es que parece Arnaldo Pérez Manija!

    Slds!

    ResponderEliminar
  2. Lo peor de todo es que su concepto de "riqueza" parece sacado de un manual mercantilista del siglo XVI.

    Como siempre, en economía no existen las verdades absolutas, pero los argumentos que utiliza esta persona para probar algo son similares a los que daría un adolescente rindiendo un examen de economía (sin haber estudiado nada)

    ResponderEliminar