martes, 28 de febrero de 2012

Sobre la tragedia de Once


Ya bastante se hablo de la tragedia de once, por lo tanto aquí van solo un par de reflexiones al respecto:
- ¿Quién tiene la culpa?
Sin dudas el principal culpable es TBA, la empresa que maneja el servicio. Esto no quita que el Estado también tenga culpa, ya que falló en su rol de regulador: le entregó sumas monstruosas en calidad de subsidios e hizo vista gorda sobre el destino de los mismos. Que el boleto se haya mantenido bajísimo, no sirve como excusa por el pésimo servicio que se ofrece. Ojo, bajo ningún concepto esto puede hacer que se le carguen los muertos al gobierno, eso corresponde a TBA y/o al maquinista.
- El secretario de Transporte:
La cara visible del Estado en este asunto es el secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, el cual ya debería haber renunciado. No solo por lo mencionado más arriba sino además por lo vergonzoso de su discurso, hecho imperdonable para cualquier comunicador del gobierno. Sin embargo, no nos debemos olvidar de Ricardo Jaime, el secretario de Transporte anterior que estuvo más de 6 años en el cargo. Rodeado de denuncias por enriquecimiento ilícito, le entregó a Schiavi un sistema de subsidios corrupto y difícil de manejar.
- La Presidenta:
Creo que debería haber aparecido antes. A pesar de los buenos argumentos presentados por Gerardo Fernández en su blog, me parece que todo lo que dijo ayer lo podría haber hecho un par de días antes y así evitar que se dijera por todos los medios opositores que se había borrado. De todas formas en su discurso, demostró que no es así.
- La política de los subsidios al transporte:
Fue una decisión acertada la de mantener esta política durante los primeros años tras la salida de la crisis ya que los principales beneficiarios son los trabajadores. Sin embargo, con el transcurso de los años se fue haciendo insostenible: se pagaban sumas cada vez más grandes, las cuales se reflejaban en el precio del boleto pero no en la mejora de la calidad del servicio ya que las empresas beneficiadas no tenían incentivos para mejorarlo.
- Cómo sigue esto:
Creo que todos estamos de acuerdo en que el contrato con TBA debe ser rescindido. La pregunta central pasa por si se le debería otorgar el servicio a otra empresa privada o si debería ser estatizado. Dado que el objetivo primordial del transporte público es el de otorgar un servicio bueno y barato para los trabajadores (elementos que parecen no ser compatibles entre sí para los intereses privados), debería ser estatizado. Y no puede ser excusa decir que la plata no está. Lo que hay que definir son las prioridades del gasto público, y el transporte público debería estar entre las principales.
- El rol de los medios:
Sobre los medios opositores al gobierno, poco hay para decir. Operaron como lo venían haciendo hasta este momento. Lo que quiero destacar, fue la postura de los medios oficialistas (Página 12, BAE, El Argentino). En todos se pudo ver una visión crítica sobre los hechos que indiscutiblemente así lo requerían: el rol del Estado como regulador, la política de subsidios, los dichos lamentables de Schiavi, etc. Esto demuestra que su honestidad intelectual (y grado de objetividad, si se lo puede llamar así) los sitúa muy por encima de los medios opositores, los cuales critican absolutamente todo lo que haga este gobierno.
Y lo que es todavía más importante, le marcan la cancha al gobierno. Ya lo dijimos antes, y ahora lo repetimos. Este gobierno necesita que alguien le ponga límites y le haga saber cuándo se equivoca. Si no, termina pecando de arrogante y pasan cosas como la 125. Ante una oposición boba, es el mismo oficialismo el que debe tener una postura crítica, cuando así lo requiera la situación. Es igual de necio el que critica todo como aquel que aplaude todo. 

5 comentarios:

  1. Acuerdo en todo lo que decis , la duda que tengo es porque deberiamos esperar algo de los medios ?
    Porque se sigue pensando en ver que dice clarin ?
    Realmente es tan importante lo que diga la tapa del diario , no se probo ya su escacso valor real en lo electoral ?
    Me parece que la gestion y lo mediatico divergen y no tienen relacion , pero todos encuedran la realidad en la pelea con Ckarin , reduciendo la realidad a lo que sale en 678 y anulando la politica y el debate al relato que arme Wirtz realmente es muy negativo

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. La responsabilidad es tanta del gobierno como de la empresa.

    El servicio es malo, la falta de mantenimiento es por demás evidente. Eso pasa en todas las líneas, en lo único que se gasta es en pintura y rejas. La primera tapa provisoriamente la corrosión y destrucción de los trenes, la segunda minimiza las posibilidades de evasión en el pago de boletos.

    Aun en estos dos ítems que hay "inversión", se nota una total indiferencia por la seguridad de los usuarios.

    Con la pintura, ocultan el desgaste total de los materiales de los trenes, provocando que un choque a 20 km/h un vagón se comprima como un acordeón.

    Con las rejas, dejan habilitadas solo 1 de cada 3 salidas que existían hace 10 o 15 años. En caso de incendio o accidente en alguna estación por fuera de las cabeceras, provocaría que la magnitud del desastre sea aun peor.

    Y lo que menciono es lo evidente, lo superficial, que puede ver alguien sin conocimientos técnicos.

    El gobierno, en todos estos años, no es posible que no haya visto esto. Su indiferencia o desidia lo hace tan responsable como a la empresa.

    En todo caso, puede justificar más, dentro de la lógica capitalista, el intento de la empresa de maximizar beneficio a costa de la seguridad.
    Lo que no puede entenderse es el aval o indiferencia a eso desde el gobierno.

    ResponderEliminar
  3. Estimado Best, solo un comentario chiquito acerca de los subsidios. No le parece que SIEMPRE estuvo errado subsidiar la oferta y no la demanda. Y subsidiar la demanda va en la dirección de mejorar la distribución del ingreso. He apoyado muchas decisiones de este gobierno, pero en el tema subsidios me parece que se equivocan bastante y hace tiempo que la vienen errando y no están introduciendo los incentivos adecuados. La economía es el arte de los incentivos adecuados, tanto para los usuarios como para las empresas, para dirigirnos hacia el desarrollo, el progreso y el bienestar general. Las herramientas están, pero no son aplicadas de la mejor manera.

    Por ejemplo con la luz, no es lo mismo decir te doy 50$ para que pagues la luz, que decir vos consumí que yo te pago la factura. Se introducen no solo problemas económicos sino incluso ambientales porque no se incentiva al uso eficiente y racional de la energía, termina valiendo todo, hasta con recursos no renovables tirados a la atmósfera sin ningún beneficio ni progreso.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. MAGAM, comparto lo que decís sobre la mayor eficiencia que tiene el subsidio a la demanda por sobre el de la oferta.
    Sin embargo, yo creo que fue una política acertada haber mantenido el subsidio a la oferta por los primeros años (digamos hasta 2005) ya que, como vemos, es difícil y engorrosa la segmentación de la demanda. Desandar todo lo hecho por el gobierno de Duhalde (cuando en ese momento ya la caja no era un problema), no era prioridad para el gobierno.
    De todas formas, vuelvo a repetir. Creo que en ningún caso es más eficiente el subsidio a la oferta que a la demanda.
    Saludos.

    p.d: genial la frase "la economía es el arte de los incentivos". Creo que te la voy a pedir prestada.

    ResponderEliminar
  5. Best, creo que Ud es uno de los pocos que me entiende. Y por supuesto es un honor que tome la frase, en general soy muy incomprendido e ignorado en la BEA (snif), pero soy persistente, Ja! Ja!

    Saludos

    ResponderEliminar