martes, 18 de junio de 2013

La Patada

Despierto en el mismo y antiguo escenario
las cosas no cambian y pasan los años.
La caja vomita, el diario entretiene
le venden mentiras a los que no tienen.
Quisiera encontrarle una vuelta al problema
si tarde o temprano el embudo te lleva
¿Dónde estará el culo de esta forrada?
Para saber donde apuntar la patada.

Si al final lo que nos queda es el amor 
¿Cómo se enseña a amar a alguien que no tuvo de comer? 
Odio las penas con una salida oscura 
pero a veces solo quiero, poder patear esta locura. 

Me enferma y no creo más ni una mentira 
de la prensa que hoy todo, todo domina 
y siento arcadas de solo pensar 
en curas que chicos disfrutan tocar. 
Mi triste consuelo es pensar que algún día 
al Hijo de puta le duela la vida 
que al paso del tiempo nos sobre memoria 
y venga el momento en que cambie la historia. 
La Revolución está en las mentes.




No hay comentarios:

Publicar un comentario