lunes, 15 de diciembre de 2014

El problema de las matemáticas en la economía

Antes de que alguno nos salte a la yugular por el título, aclaro: no estoy en contra del uso de las matemáticas en la economía, todo lo contrario. Creo que en su justa medida son necesarias y aportan, sobre todo para el desarrollo de cualquier argumento; en muchos casos cuando exponemos un razonamiento y lo hacemos de forma verbal, existen serias posibilidades de que lo que estemos diciendo presente algún tipo de inconsistencia. Además, la formalización del argumento también enriquece la calidad de discusión, porque evita malos entendidos lingüísticos que se pueden llegar a dar (por ejemplo, entre una tasa de variación, una participación, un salto de nivel, etc., o en la ambigüedad de un término, como puede ser el efecto "acelerador" de la inversión).
Ahora bien, el problema es que en la actualidad la disciplina se pasó de rosca. Y el uso de las matemáticas pasó a ser un fin en sí mismo; es decir, pareciera ser que ahora es más importante el cómo que el qué: no importa tanto la validez del argumento que queremos decir si éste se presenta de modo elegante en términos matemáticos.
Un claro ejemplo de esto se puede observar en la evolución de la teoría del mainstream sobre el crecimiento endógeno. En un trabajo realmente excelente, Cesaratto muestra cómo esta teoría fue cambiando a lo largo del tiempo, desde el trabajo pionero de Solow hasta los modelos más recientes con capital humano y desarrollo tecnólogico. Y muestra que toda esta evolución se redujo, en realidad, a las distintas variantes matemáticas que presentó el modelo para hacer que sea estable. Lo que revela el trabajo es que primero se buscaba cómo hacer que el modelo sea estable, y luego se le buscaba una justificación (rídícula, en la mayoría de los casos) para tratar de acercarlos a la realidad.
De todos modos, el mejor ejemplo que vi hasta ahora es éste de J. Siegfried, que lleva al extremo el argumento. En el link está en inglés, acá se los dejo en castellano (en forma de imagen, porque blogger no deja poner fórmulas): 


3 comentarios:

  1. Ja ja..

    Y sí, para que hacerlo fácil si se puede hacer difícil aunque ¡oiga! en la última ecuación del lado izquierdo ¡se olvidó el corchete de cierre!... me pa'...

    Con razón no me funcionaba

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Muy bien Silenoz, veo que llegó hasta la última ecuación sin perderse en el camino jaja
    (igual quedará así, es mucho trabajo volver a editar la imagen)
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. En lo "difícil" "se pierde" a las masas y luego es mucho más fácil vender el buzón.
    Saludos.
    MAGAM

    ResponderEliminar