miércoles, 4 de marzo de 2015

Marcelo Bielsa, un fuera de serie

Respuesta a un periodista, relacionada con la recaída del Marsella en el torneo francés, donde no gana hace 4 fechas:

“Como usted puede verificar por sí mismo, el procedimiento es el mismo en el primer segmento del año que en este segundo. Lo que ha cambiado, como en natural a medida que crece la competencia y los minutos son absorbidos por 13 o 14 jugadores, es que la exigencia durante la semana ha disminuido. En esta segunda parte los entrenamientos son más cortos y menos exigentes. Pero lo que hay que comprender es que todo aquel que recibe directivas, las valora si a través de ellas consigue éxito. Cuando no consiguen éxito es normal que las rechacen. Por mi experiencia persona sé que el método, el estilo y el sistema son buenos si ganamos y malos si perdemos, y ustedes actúan con esa lógica, que es la lógica de los seres humanos. En un período próspero todas las evaluaciones son a favor y se exaltan los mimos valores que ahora se rechazan. Ustedes creían que yo era mucho mejor de lo que en realidad soy. Eso se ve claramente en las opiniones que han ofrecido sobre mí en la primera vuelta, pero frente a la derrota ninguna actitud es positiva. Ustedes no están en condiciones de valorar ningún mensaje. Se haga lo que se haga está mal hecho. Le pongo un ejemplo: cuando empatamos 2-2, la crítica fue por el ingreso de Aloé y Tuiloma porque eso le quitó protagonismo, posesión y mando al equipo; y ahora cuando tardé en meter a Romao, la crítica fue por no robustecer una estructura que ameritaba algo de mezquindad para conservar la ventaja, sin tener en cuenta ningún matiz. Yo entiendo la lógica con la que operan ustedes. No la critico, la acepto y me someto a ella. Y como me importa lo que se diga de mí, escucho y leo las opiniones que ustedes tienen respecto a mi trabajo, y veo claramente que se han confundido al evaluarme. En la primera parte del campeonato, ustedes creían que yo era muy bueno y que el fútbol francés debía imitar mi forma de proceder y ahora han cambiado de opinión y se expresan en sentido totalmente contrario. A mí me parece lógico eso, me ha sucedido en los últimos 30 años, pero que trato de hacer es la adversidad es fortalecer mis convicciones y no actuar con necedad negando realidades que merecen ser modificadas. Tengo claramente visualizado que en los procesos negativos todos te abandonan: los medios de comunicación, el público y los futbolistas. Pero eso es propio de la condición humana: nos acercamos al que huele bien, y el éxito siempre mejora el aroma del que lo protagoniza; y nos alejamos del que huele mal, y la derrota hace que seamos malolientes. Y no es esto una victimización ni un reclamo, sino la descripción de algo que llevo 30 años viviendo y que se repite en cualquier actividad humana: nadie te acompaña para ayudarte a ganar y todos te acompañan si has ganado. Es la ley de la vida."

No hay comentarios:

Publicar un comentario